Viejos México
Sin categoría

Parálisis facial: causas, síntomas y lo qué debes evitar hacer si te pasa

Selecciones

 

 

La parálisis facial es una afección que puede presentarse de manera repentina y afectar la apariencia de la persona, ya que debilita los músculos de uno de los lados de la cara, así lo indicó el doctor Noel Isaías Plascencia Álvarez, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM. Además, explicó que la causa más común de la parálisis facial es un virus: el herpes simple tipo 1. Esta enfermedad se presenta cuando las defensas del cuerpo bajan y el virus se reactiva, causando inflamación del nervio facial.

Es importante destacar que, aunque existe una creencia popular, de que la parálisis facial se deba a cambios de clima o enfriamientos, no hay evidencia científica que demuestren esto.

La parálisis facial puede ser una afección temporal, sin embargo es necesario tomar medidas para evitar complicaciones, como infecciones secundarias por lo que el especialista recomienda asistir al médico.

¿Qué es la parálisis facial y cuáles son sus causas?

Es una afección que puede aparecer de manera abrupta en una persona sana en el transcurso de unas horas o uno o dos días. Según el neurólogo universitario, esta condición está asociada con una infección viral que inflama el nervio que inerva los músculos de la cara y permite su movimiento, causando debilidad en estos músculos. Plascencia Álvarez aclara que esta afección se clasifica en dos tipos:

  • Central, que solo afecta a los músculos de la parte inferior del rostro.
  • Periférica, que afecta a todos los músculos de la mitad de la cara.

En el caso de la parálisis facial periférica, la persona puede presentar dificultades para realizar movimientos simples como sonreír, cerrar el ojo afectado o pronunciar palabras correctamente. Además, es común que los músculos se jalen hacia el lado sano de la cara debido a que es el que tiene fuerza.

La recuperación de la parálisis facial puede ser buena en casos de inflamación leve, pero algunos pacientes pueden no recuperarse por completo. En casos severos, la cirugía puede ser una opción para restaurar la funcionalidad del nervio.

Herpes y parálisis facial

De acuerdo con el académico de la UNAM el herpes simple tipo 1 es la causa más común de esta inflamación viral. Este virus se adquiere por un proceso respiratorio o se reactiva cuando bajan las defensas en nuestro organismo, sin embargo también hay otras causas que pueden causar la parálisis facial como una lesión que impida el flujo sanguíneo al nervio facial  lo que puede nutrir inadecuadamente los músculos de la cara. La isquemia del nervio es común en personas con diabetes que presentan neuropatías. Así como crecimientos anormales como un tumor pueden comprimir el nervio facial, y también un traumatismo que afecte el nervio, como un accidente que cause lesiones en la cara.

¿Qué hacer y qué no hacer?

La parálisis facial puede ser una situación alarmante para cualquier persona que la experimente. Ante esto, es importante tomar medidas y evitar hacer cosas que puedan empeorar la condición. A continuación, te presentamos una lista de qué hacer y qué no hacer en caso de sufrir una parálisis facial.

  • No automedicarse: es común que las personas busquen una solución rápida y la automedicación suele ser la vía más fácil, sin embargo, esto puede ser peligroso. En caso de presentar una parálisis facial, lo mejor es buscar ayuda médica de inmediato. Se recomienda acudir preferiblemente con un neurólogo, quien solicitará exámenes de laboratorio para determinar la causa de la parálisis y el tratamiento adecuado a seguir.
  • No exponerse al sol. La debilidad de los músculos faciales puede ocasionar que el ojo se reseque y no se pueda cerrar correctamente, lo que impide el parpadeo y la lubricación adecuada. Es por ello que no se debe exponer el ojo al sol, ya que esto puede aumentar la irritación y empeorar la condición.
  • No salir a la calle. Debido a la falta de protección del ojo, no se recomienda salir a la calle, ya que pueden entrar sustancias extrañas que pueden empeorar la situación. Se recomienda permanecer en un lugar seguro y protegido. Si uno está a la intemperie, usar sombrero y gafas oscuras, para evitar la entrada de cuerpos extraños al ojo y disminuir la irritación causada por el sol y la falta de lubricación.

Con información de: Parálisis facial: más común de lo que se piensa

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

Amigo: El aprendizaje de trabajar con una persona con demencia.

Viejos México

10 hábitos saludables que mantendrán tu mente alerta

Viejos México

Jugar al ajedrez: Un ejercicio mental para todas las edades

Viejos México