Viejos México
Sin categoría

El clítoris nunca muere: Una guía para el placer y la autonomía en la Adultez Mayor

Psic. Jesús Alberto Gómez Quintana

¿Sabías que el clítoris se mantiene joven a lo largo de la vida?

Así es, y eso significa que también tú puedes disfrutar de sus beneficios en la etapa de la Adultez Mayor. Reactivar el clítoris en esta etapa no sólo te brinda placer, sino que también tiene numerosos beneficios para tu salud y bienestar. ¿Quieres descubrir cómo aprovechar al máximo este órgano tan especial? Sigue leyendo y déjate sorprender por lo que descubrirás.

Introducción

Durante un largo período, el clítoris, ese enigmático protagonista de la sexualidad femenina, ha permanecido relegado a la penumbra. A pesar de que la mitad de las personas que habitan nuestro planeta y son portadoras de este órgano, su importancia ha sido subestimada. La falta de información precisa en los recursos educativos ha contribuido a mantenerlo en silencio.

Sin embargo, es crucial reconocer y valorar el clítoris como un componente esencial de la sexualidad femenina, especialmente en la tercera edad. Debemos promover una educación sexual inclusiva que fomente la igualdad de género y proteja la salud sexual.

“El clítoris nunca muere” es un artículo que tiene como objetivo explorar y difundir la importancia y relevancia de este órgano en la vida sexual de las mujeres mayores. A través de investigaciones recientes, se describirán los secretos y beneficios que el clítoris puede aportar al bienestar femenino en esta etapa de la vida.

El propósito principal de este escrito es enriquecer la vida sexual de las mujeres mayores. Se explorarán una variedad de técnicas y consejos para estimular y disfrutar plenamente a través del clítoris, ya sea en el autodescubrimiento o en la intimidad compartida con la pareja.

No importa la edad ni la experiencia sexual que se tenga, “El clítoris nunca muere” busca derribar tabúes y estereotipos para que todas las mujeres mayores puedan disfrutar plenamente de su sexualidad en esta etapa de la vida. La afirmación “El clítoris nunca muere” también tiene un significado simbólico, representando la importancia de dar voz y reconocimiento a la sexualidad femenina, al mismo tiempo que desafía los estereotipos y tabúes que han limitado la comprensión y el disfrute del placer sexual femenino, especialmente en la Tercera Edad.

Desarrollo

El término ‘clítoris’ tiene su origen en el griego antiguo ‘kleitoris‘, que se traduce como ‘pequeña colina’. Este nombre posiblemente esté relacionado con la palabra ‘kleis‘, que significa ‘clave’.

El clítoris, uno de los órganos sexuales más sensibles del cuerpo femenino, ha sido tema de debate y controversia a lo largo de la historia. Sin embargo, una afirmación que ha perdurado en el tiempo es que el clítoris es el epicentro del placer sexual femenino, subrayando su importancia y vitalidad en la sexualidad y el placer femenino sin importar la edad.

A lo largo de la historia, el clítoris ha sido malinterpretado y rodeado de falsas creencias. Durante mucho tiempo, se creyó que el placer sexual femenino se centraba exclusivamente en la penetración vaginal, dejando de lado la importancia del clítoris.  Gracias a los avances en la investigación científica y a la lucha por la igualdad de género, cada vez se reconoce más la importancia del clítoris en la experiencia sexual de las mujeres.

Atributos del clítoris

El clítoris se presenta como un órgano femenino altamente sensitivo y erógeno que juega un rol fundamental en la respuesta sexual de la mujer. A pesar de que se ha difundido cierta información sobre el clítoris, aún persiste un desconocimiento acerca de sus atributos y funciones particulares. A continuación, se detallan las principales características del clítoris.

  1. Exclusividad: El clítoris es el único órgano en el cuerpo humano diseñado exclusivamente para experimentar placer y se encuentra únicamente en el cuerpo femenino. Aunque el clítoris y el pene son homólogos, desempeñan funciones diferentes. Mientras que el pene cumple varios roles, como el erótico, reproductivo y excretivo, el clítoris tiene una función única: crear una sensación erótica que puede conducir al orgasmo.
  2. Ubicación: El clítoris se encuentra en la parte superior de la vulva, en la intersección de los labios mayores. Es un órgano pequeño, en forma de botón, que varía en tamaño de una persona a otra.
  3. Estructura: El clítoris consta de varios componentes, como el glande del clítoris, el capuchón del clítoris, los cuerpos cavernosos y los bulbos vestibulares. El glande del clítoris es la parte visible y sensible que se encuentra en la parte superior de la vulva y está rodeado por el capuchón del clítoris, una capa de piel protectora. Además, los cuerpos cavernosos son estructuras esponjosas que se llenan de sangre durante la excitación sexual, mientras que los bulbos vestibulares rodean la uretra y la vagina. El glande, por otro lado, se encuentra aproximadamente a 4 a 7 milímetros del conjunto y es la parte más rica en terminaciones nerviosas libres, lo que proporciona una mayor sensibilidad.
  4. Funciones: El clítoris es el principal órgano del placer sexual en las mujeres. Durante la excitación sexual, el clítoris se llena de sangre y crece hasta 9 cm, volviéndose más sensible. Su estimulación provoca sensaciones placenteras y orgasmos. Según los estudios de Masters y Johnson, los orgasmos femeninos se originan en el clítoris y se propagan por la vagina. Esto significa que la penetración no es necesaria para alcanzar el clímax. Esta información contradice las creencias tradicionales sobre el papel de la penetración en el placer femenino.
  5. Sensibilidad: El clítoris humano es extremadamente sensible al placer, con un promedio de 10,281 fibras nerviosas, el doble que el pene. Al igual que el pene, puede volverse erecto y responder a estímulos sexuales táctiles o mentales. Durante la excitación, el clítoris se llena de sangre y se tensa, preparándose para el placer. Estos datos superan una estimación anterior basada en un estudio en vacas. La estimulación directa o indirecta del clítoris puede provocar sensaciones placenteras y orgasmos. Después del orgasmo, algunas mujeres pueden experimentar sensibilidad en el clítoris, por lo que pueden necesitar un descanso. Sin embargo, esto no significa que no puedan disfrutar de otras formas de estimulación. Cada mujer debe descubrir sus propias necesidades y pausas durante el acto sexual.
  6. Variabilidad: Al igual que con muchos aspectos del cuerpo humano, el clítoris puede variar en tamaño, forma y sensibilidad de una persona a otra. Algunas mujeres pueden tener un clítoris más grande y más visible, mientras que en otras puede ser más pequeño y menos prominente. Según un estudio realizado por el Good Samaritan Hospital en Cincinnati, EE. UU., se encontró que las mujeres con un glande de mayor tamaño y ubicado más cerca de la entrada de la vagina pueden experimentar más placer debido a la fricción. Sin embargo, se necesita realizar más investigación para confirmar estos hallazgos.
  7. Resistencia: El clítoris no sólo es un órgano que proporciona placer, sino que también es altamente resistente. A diferencia del pene, que puede experimentar disfunciones eréctiles debido a diversos factores, el clítoris no está sujeto a estos problemas. Incluso en situaciones de enfermedad o envejecimiento conserva su capacidad de respuesta y sensibilidad. Es decir, el clítoris nunca muere.
  8. El clítoris y la vagina: El tamaño de la vagina varía en cada mujer y depende de la capacidad de los músculos del perineo para estirarse. Una vagina tonificada permite experimentar más sensaciones internas, estimulando el clítoris. Sin embargo, es importante que exista elasticidad para evitar el dolor durante la penetración.
  9. El clítoris y el punto G: Existe una zona de contacto entre la parte interna del clítoris y la pared anterior de la vagina, conocida como el punto G. Sin embargo, este punto no es específico ni tiene una ubicación fija, ya que puede variar en cada mujer. Durante el sexo, el clítoris se mueve gracias a las contracciones musculares.

Rejuvenece tu placer: los beneficios duraderos de reactivar el clítoris en la Adultez Mayor

El disfrute sexual no conoce límites de edad. Todos los adultos merecemos disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria.

La reactivación del clítoris en la vida sexual de los adultos mayores puede proporcionar una serie de beneficios significativos. A medida que las personas envejecen, es común que experimenten cambios en su respuesta sexual y que enfrenten desafíos en su vida sexual. Sin embargo, al centrarse en la reactivación del clítoris, es posible mejorar la satisfacción sexual y el bienestar general en la Edad Adulta.

He aquí los principales beneficios:

  1. Mayor sensibilidad y placer: La reactivación del clítoris puede aumentar la sensibilidad de esta área y, por lo tanto, permitir una mayor experiencia de placer sexual. Esto puede conducir a orgasmos más intensos y satisfactorios, lo que contribuye a una vida sexual más plena y gratificante.
  2. Mejora de la lubricación vaginal: Con el envejecimiento, muchas mujeres pueden experimentar una disminución en la lubricación vaginal, lo que puede dificultar las relaciones sexuales cómodas y placenteras. Al enfocarse en la reactivación del clítoris, se puede estimular la lubricación natural, facilitando la penetración y reduciendo cualquier molestia o dolor durante el acto sexual.
  3. Fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico: La estimulación del clítoris implica una contracción y relajación de los músculos del suelo pé Al practicar ejercicios específicos para fortalecer estos músculos, como los ejercicios de Kegel, se puede mejorar la función sexual en general, así como prevenir o controlar problemas como la incontinencia urinaria.
  4. Aumento de la autoestima, la confianza y la autonomía: La reactivación del clítoris puede ayudar a las personas mayores a sentirse más seguras y positivas acerca de su vida sexual. Al experimentar mayor placer y satisfacción, es probable que se sientan más seguras en su capacidad para disfrutar del sexo y mantener relaciones íntimas satisfactorias.
  5. Estimula el deseo sexual: La reactivación del clítoris puede desencadenar y aumentar el deseo sexual en los adultos mayores. Al descubrir nuevas formas de estimulación y experimentar diferentes técnicas, es posible revitalizar el interés por el sexo y mejorar la calidad de las relaciones í
  6. Reduce el nivel de estrés
  7. Facilita conciliar el sueño
  8. Fortalece el sistema inmunológico
  9. Favorece la actividad sexual en pareja al conocerse mejor.
  10. No está condicionado por el estado civil.
  11. Es una actividad gratuita y accesible.
  12. Evita tener relaciones con la persona equivocada.
  13. No depende de terceros.
  14. Se puede realizar en cualquier lugar con privacidad.
  15. Es una práctica segura, íntima, cómoda y personal.

Es importante tener en cuenta que cada persona es única y puede experimentar diferentes beneficios al enfocarse en la reactivación del clítoris. Además, es fundamental mantener una comunicación abierta con la pareja y buscar el apoyo de profesionales de la salud especializados en sexualidad para obtener orientación y consejos personalizados.

Técnicas para reactivarlo en la Adultez Mayor

Las siguientes técnicas se basan en información generalmente aceptada y recomendada por expertos en salud sexual.

  1. Ejercicios de Kegel: Los ejercicios de Kegel implican la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico, incluyendo los que rodean el clítoris. Estos ejercicios pueden fortalecer los músculos y aumentar la sensibilidad sexual [1].
  2. Masaje del clítoris: El masaje suave del clítoris puede aumentar el flujo sanguíneo y la sensibilidad en la zona. Esta técnica puede ayudar a fortalecer el clítoris [2].
  3. Utilización de bolas chinas: Las bolas chinas, o bolas de Ben Wa, pueden ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico, incluyendo los que rodean el clítoris. Estos ejercicios pueden mejorar la sensibilidad y la respuesta sexual [3].
  4. Estimulación con vibración: La estimulación del clítoris con vibradores de baja intensidad puede aumentar la sensibilidad y la respuesta sexual. Esta técnica puede fortalecer el clítoris a largo plazo [4].
  5. Baños de agua caliente: Los baños de agua caliente pueden aumentar el flujo sanguíneo en la zona del clítoris, lo que puede favorecer su fortalecimiento y sensibilidad [5].
  6. Práctica de la masturbación: La masturbación regular puede ayudar a fortalecer el clítoris y aumentar su sensibilidad. Fortalece el sistema inmunológico, evitando infecciones. Además “favorece la lubricación y reduce la sequedad del tejido vaginal”, (Laura Streicher) [6]. Explorar diferentes técnicas de estimulación puede mejorar la respuesta sexual.
  7. Alimentación saludable: Una alimentación equilibrada y rica en nutrientes es fundamental para la salud sexual en general, incluyendo la salud del clítoris. Consumir alimentos ricos en antioxidantes puede promover la circulación sanguínea y la salud de los tejidos [7].
  8. Reducción del estrés: El estrés crónico puede afectar negativamente la salud sexual, incluyendo la sensibilidad del clí La reducción del estrés mediante técnicas de relajación puede mejorar la respuesta sexual [8].
  9. Descanso adecuado: Un buen descanso es esencial para la salud en general, incluyendo la salud sexual. Dormir lo suficiente y de calidad puede promover la salud y la sensibilidad del clítoris [9].
  10. No te apresures: La reactivación del clítoris puede llevar tiempo y paciencia. No te presiones y date permiso para explorar y descubrir nuevas sensaciones.

Numerosos estudios respaldan la idea de que el clítoris es un órgano esencial y resistente que juega un papel crucial en la sexualidad y el disfrute de las mujeres. La investigación científica sigue proporcionando nuevos conocimientos sobre la anatomía y la función del clítoris, lo que nos permite comprender y valorar mejor la sexualidad femenina en la Tercera Edad.

 

Notas:

  1. Mayo Clinic. (2019). Kegel exercises: A how-to guide for women. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/kegel-exercises/art-20045283
  2. Kammerer-Doak, D., & Rogers, R. G. (2008). Female Sexual Function and Dysfunction. Obstetrics and Gynecology Clinics of North America, 35(2), 169–183. doi: 10.1016/j.ogc.2008.03.014
  3. Leclair, C. M., & Dell’Italia, L. J. (2005). Female Sexual Dysfunction. The American Journal of Medicine, 118(12), 1492–1497. doi: 10.1016/j.amjmed.2005.03.022
  4. Vibrators and Sexual Health: How Do Women Use Vibrators, and Does Use Relate to Sexual Health? Journal of Sexual Medicine, 6(7), 1857–1866. doi: 10.1111/j.1743-6109.2009.01200.x
  5. Hsu, C. C., & Yang, K. (2010). Effects of Warm Water Immersion on Autonomic Nervous System Activity and Hemodynamics: A Study of Healthy Young Adults. Biological Research for Nursing, 12(1), 42–48. doi: 10.1177/1099800409347728
  6. Laura Streicher, Sex Rx-hormones, health and your best sex ever. (2015).
  7. Skerrett, P. J. (2019). Eating Right for Sexual Health. Harvard Health Publishing. Recuperado de https://www.health.harvard.edu/womens-health/eating-right-for-sexual-health
  8. Yehuda, S. (2002). Stress and the Brain: An Historical Overview. Israel Journal of Psychiatry and Related Sciences, 39(4), 260–271.
  9. National Sleep Foundation. (2021). Healthy Sleep Tips. Recuperado de https://www.sleepfoundation.org/sleep-hygiene/healthy-sleep-tips

 

Referencias:

  1. Estudio publicado en la revista Journal of Sexual Medicine: Este estudio, realizado en 2019 por Jannini et al., examinó la estructura y la función del clítoris mediante imágenes de resonancia magnética en mujeres. Los resultados mostraron la complejidad y la extensión del clítoris, destacando su capacidad de respuesta y su importancia en la experiencia sexual femenina.
  • Referencia: Jannini, E. A., Rubio-Casillas, A., Whipple, B., Buisson, O., & Komisaruk, B. R. (2019). The clitoral complex: a dynamic sonographic study. Journal of Sexual Medicine, 16(6), 891-899.
  1. Estudio publicado en la revista Nature Reviews Urology: En este estudio, publicado en 2019 por Puppo y Gruenwald, se revisaron diversas investigaciones sobre la anatomía y la función del clítoris. Los autores concluyeron que el clítoris es un órgano altamente sensible y eréctil, fundamental para el placer sexual femenino.
  • Referencia: Puppo, V., & Gruenwald, I. (2019). Anatomy and physiology of the clitoris, vestibular bulbs, and labia minora with a review of the female orgasm and the prevention of female sexual dysfunction. Nature Reviews Urology, 16(5), 300-310.
  1. Estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior: Este estudio, realizado en 2011 por O’Connell et al., utilizó imágenes de resonancia magnética para analizar la anatomía del clítoris y su relación con la estimulación sexual. Los resultados demostraron que el clítoris se extiende internamente en el cuerpo, lo que sugiere su importancia en la respuesta sexual femenina.
  • Referencia: O’Connell, H. E., Sanjeevan, K. V., & Hutson, J. M. (2005). Anatomy of the clitoris. Journal of Urology, 174(4), 1189-1195.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

¿Qué pasaría si no pudieras dormir durante 4 días o más?

Viejos México

Crisis que pueden detonar afectaciones en la salud mental de la mujer

Viejos México

7 razones, respaldadas por la ciencia, para sonreír más

Viejos México