Viejos México
Sin categoría

¡También nuestro planeta necesita una manita!

Viviana Torres Torrescano

 

De una u otra forma todos somos responsables del estado actual de nuestro planeta. Ningún caso tiene buscar culpables y juzgarnos entre generaciones para hacer un diagnóstico de cómo estamos hasta ahora. Lo cierto es que todos, tengamos la edad que tengamos, podemos y debemos hacer lo que esté en nuestras manos para conservar a nuestro bello planeta azul.

Desde comienzos de siglo XX hasta la actualidad la humanidad ha pasado de tener 2,000 millones de personas a casi 8,000 millones de personas para cuando acabe este año. Es un hecho que somos muchos, de eso no cabe la menor duda. Pero a mi parecer, el problema no es la cantidad de personas que somos, son los hábitos, actitudes y valores desvirtuados que actualmente tenemos, los que nos han llevado a comportarnos como una “plaga”. Por definición una plaga es un daño o desgracia que afecta a gran parte de una población y que causa un perjuicio grave.

Datos tales como que el 40% de las tierras están degradadas, que 13 millones de hectáreas de bosque desaparecen anualmente, que las especies se extinguen a un ritmo 1000 veces superior que el ritmo natural, que ¾ de los recursos pesqueros están por agotarse, que la Temperatura media en los últimos 15 años ha sido la más alta que jamás se haya registrado, entre otros, son hechos y realidades muy tristes que nos dicen a gritos y nos demuestran que algo no estamos haciendo bien.

Esta información no es con el afán de espantarlos, al contrario, es para que sepamos en dónde estamos parados y que seamos conscientes de que es demasiado tarde para ser pesimistas y pensar que nada de lo que hagamos a nivel personal servirá de algo.

Lo importante y en lo que nos debemos de enfocar, no es todo lo que hemos perdido, sino lo que todavía nos queda y queremos conservar. Tenemos un Planeta Maravilloso que Todo nos da. Cuidemos nuestros recursos, el Agua, El Aire y la Tierra, Separemos nuestros residuos, hagamos composta, pongamos un Huerto en Casa, Usemos Energías Limpias. Nuestro Estilo de vida nos Define. ¿Qué ejemplo les queremos dar a nuestros hijos y nietos?

Si hay una generación que nos puede regresar al equilibrio son los Adultos Mayores con su sabiduría y ejemplo. No dejemos que se pierdan en el tiempo todas esas recetas deliciosas de la abuela en donde todo se preparaba desde cero con ingredientes locales.

Recuperemos las habilidades perdidas de poder hacer las cosas con nuestras propias manos y nuestros propios esfuerzos.

Siempre me he considerado una persona optimista y con Fe. Y así pienso y quiero seguir, no pierdo la fe en la humanidad. El COVID, dentro de las lecciones que nos dejó, es que sí nos podemos poner de acuerdo y ser muy solidarios cuando se necesita. Quien pensaría que prácticamente todas las personas del planeta se mantendrían guardaditas en sus casas cuando así tuvo que ser. Casi todos hicimos nuestra parte para superar esta pandemia.

El problema del Cambio Climático, se podría comparar con una pandemia. Todos estamos en el mismo barco y compartimos la misma atmósfera. Las sequías, inundaciones, incendios, contaminación de agua y aire nos afecta a todos. Estos son síntomas de que nuestro planeta se encuentra desequilibrado. ¡Nos necesita a TODOS!!!

Mi nombre es Viviana Torres Torrescano. Llevo 29 años de casada y tengo la gran dicha de tener 2 maravillosos hijos, y una maravillosa hija.

Soy Licenciada en Mercadotecnia, carrera en la que nunca ejercí, y siendo muy sincera la estudié porque estaba de moda y no tenía idea de qué estudiar. Hoy día ni siquiera comparto el motivo de su existencia, que es crear necesidades. Vivimos en una sociedad que nos incita a consumir más de la cuenta sin considerar que muchos de los Recursos de nuestro planeta son agotables.

Insatisfecha por la mala elección, estudié un Master en Diseño de Interiores. Me apasiona transformar espacios y convertirlos en un santuario personal para quien los habita. Estoy por cumplir 52 años. ¡Poco más de medio Siglo! Podrían parecer muchos, pero todo es relativo en este mundo. Tuve la fortuna de disfrutar de mi abuela que vivió 103 años. Y si comparto su genética y cuido de mi cuerpo, de mi mente y de mi espíritu, tal vez comparta una suerte parecida. Solo Dios sabrá. Tengo la gran suerte de todavía tener a mi papi de 82 años y a mi mami de 77 años. Disfruto mucho de pasar tiempo con ellos y compartir también la dicha de jugar Golf juntos.

Viví por 3 años en Suiza. Un país ejemplar en el manejo de residuos y sustentabilidad del cual aprendí mucho.

Actualmente ocupo el cargo de Vocal de Ecología en el Fraccionamiento Club de Golf Vallescondido y lo que busco y espero es poder lograr despertar algunas consciencias por ahí, para tener un mundo mejor.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

Gelatina sus beneficios para la salud

Viejos México

¡Alto! 6 razones para no tirar las cáscaras de plátano

Viejos México

Estas células podrían frenar la progresión del párkinson

Viejos México