Viejos México
Sin categoría

Lo más seguro es que todo va a cambiar. ¡Adaptémonos!

Sociólogo José Guillermo Hernández Rivero

El cambio es una palabra importante por su significado y por todo lo que representa. Podemos definir al cambio como la modificación de las condiciones anteriores de lo que sea. Cualquier modificación positiva o negativa es un cambio.

Es así, que proponemos en ver a los cambios como la constante de la vida. Todo en la vida es cambio, movimiento, transformación y evolución.

Se puede avanzar en algo y luego retroceder, para nuevamente avanzar. Es así como se dan los movimientos de la vida, pero todo cambio conlleva aprendizaje.

Sin embargo, las personas generalmente se resisten a los cambios de trabajo, de decoración de la casa, de domicilio o de pareja.

Esto se debe a que nos han hecho creer que la estabilidad en la vida es una expresión de compromiso. Por lo tanto, si me comprometo con alguien o algo, no debo cambiar.

Lo cual es un error muy grave de pensar porque hay cambios físicos o corporales, psicológicos o nuestra manera de pensar y ver las cosas, y cambios en las formas de convivir y relacionarnos con las demás personas.

Los cambios pueden ser internos o externos. Los internos son aquéllos en los que las personas deciden cambiar por su propia voluntad y porque asumen que dichos cambios les convienen o son necesarios.

Los cambios externos, son los que se producen por las influencias del medio ambiente (fenómenos naturales) como el clima, terremotos, etcétera. También las acciones del gobierno de nuestro país o de gobiernos de otros pueblos, como la crisis económica, devaluación de la moneda, las guerras.

Así que el cambio por ser parte de la vida, debemos entenderlo y aceptarlo con valentía y optimismo, porque esto nos permite adaptarnos al mismo y no sufrir, por oponer resistencia.

Adaptarse a los cambios de la vida es inteligencia y aprendizaje que nos lleva a un estado de sabiduría.

Los adultos mayores se piensan, que no quieren cambiar porque se aferran a su pasado y viven con amargura el presente. Y esa es una actitud hacia la vida que se puede tener, pero también está la actitud de aceptación, gozo y alegría hacia todo lo que nos depare la vida, porque es así como podemos vivir haciéndonos dueños de nuestra propia vida, con responsabilidad, control y autodominio.

Por lo tanto, cambiar es natural, pero decidamos y comprendamos, que tanto cambiar, cómo cambiar, por qué y para qué, lo que nos dará respuestas valiosas e importantes para darle valor, sentido y dirección a nuestra vida.

Con amor para ustedes.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

La fisioterapia como medio para la movilidad en el adulto mayor

Viejos México

El clítoris nunca muere: Una guía para el placer y la autonomía en la Adultez Mayor

Viejos México

Esto es lo que hacen los restaurantes para hacerte comer más

Viejos México