Viejos México
Sin categoría

Habilidades Neuropsicológicas del Adulto Mayor

Psic. Marcela Morales Ramírez – Trastornos del Sueño y Neurociencias

La Neuropsicología es una disciplina que surgió de diversas investigaciones en el área de la neurología, las neurociencias y la psicología, con la finalidad de abordar y entender las bases cerebrales del comportamiento normal y patológico.

A la neuropsicología se le define como la ciencia que estudia las bases de las funciones cerebrales superiores para entender el funcionamiento del cerebro. Estas funciones superiores, se consideran de esta manera porque son características del ser humano, el cual las utiliza para desarrollarse, adaptarse, comunicarse y resolver problemas que se presentan en su vida en general.

Estas funciones superiores básicas son el lenguaje, los procesos cognoscitivos, la atención y las funciones ejecutivas. Todas ellas, reflejan los procesos que se llevan a cabo en las neuronas de las diferentes áreas específicas de la corteza cerebral, representando una de las características primordiales para el aprendizaje de cualquier área: la plasticidad cerebral.  Esta, refleja la potencialidad y flexibilidad del cerebro para hacer cada vez más, conexiones neuronales a través de las conductas y asociaciones que se realizan con frecuencia y constancia o bien, a través del ejercicio cognitivo o intelectual que se practica durante las lecturas, conversaciones, pensamientos, diversiones, actividades recreativas o relaciones interpersonales académicas o sociales, etc.

Se hace énfasis en que diariamente durante nuestras actividades cotidianas, estimulamos el cerebro a través del uso de las diferentes funciones que se describen a continuación (sin olvidar las emociones y sentimientos, que se integran a los procesos intelectuales):

El lenguaje se refiere a la capacidad de las personas para poder expresar por medio de la palabras los pensamientos y sentimientos que surgen en su interior, o bien, como resultado de sus integraciones o asociaciones a través de las experiencias.

Las funciones ejecutivas, se refieren a todos los procesos que utiliza el ser humano para autorregular su conducta cuando se tiene una intención definida, dirigida a una meta y prevista por un programa específico.

Es un reto de todos los días que valoremos estas funciones que incluyen la planeación, anticipación, organización con establecimiento de metas y el monitoreo de los procesos de las mismas.  Todas estas funciones ejecutivas, van vinculadas a otras, para lograr que los mecanismos superiores que dirigen la conducta promuevan el mantenimiento y la evolución de nuestro sistema nervioso. Por esto, se logra integrar y utilizar la información aprendida en la toma de decisiones, la flexibilidad para hacer cambios, la fluidez para expresarlos y las memorias de trabajo para poder comunicarse y actualizar los propios y nuevos conocimientos.

Y, cómo lograr que nuestro cerebro siga un curso evolutivo y no un estancamiento de sus procesos de desarrollo? Cómo lograrlo a través de la vida diaria y durante el paso de los años? Y cómo lograr integrar esos procesos con el desarrollo emocional y con el estado afectivo actual, que es producto de satisfacciones e insatisfacciones, y, de todo lo que se ha hecho y logrado a través de los años?. Cómo? Con nuestro estilo de vida, con prácticas de salud física y mental y con el reconocimiento de lo valioso que ha sido aprender de la vida, con nuestras virtudes y defectos, dejando siempre  huellas en el camino hasta en aquellos que no supimos que aprendieron de nosotros.

El estrés, las preocupaciones y las angustias, la manera en que se vive y se duerme, la calidad de la alimentación, la vida activa o pasiva, la personalidad, la manera en que se establecieron las relaciones interpersonales y la acumulación de ideas o sentimientos negativos, han afectado el estado actual del cerebro y la manera en que uno lo enfrenta.

Todas esas experiencias negativas han afectado el estado de ánimo, la actitud ante la vida y han condicionado un comportamiento con  estrés, tristeza o ansiedad como un estilo de vida, eso, todo eso va a tener un enorme impacto en la manera de vivir la tercera edad.

Por esto, si la vida también está llena de muy buenos momentos, de estados agradables y  satisfacciones que nos han hecho crecer, que nos han llevado a confiar en uno mismo y a tener la esperanza de que cada día trae regalos a nuestras vidas, sumemos y mantengamos en la balanza los elementos que favorecen el estado de sabiduría de la tercera edad.  Lo que hemos aprendido, amado, lo que hemos dado a los demás y hemos recibido con agrado, todos esos aprendizajes están guardados en nuestro cerebro. Todo ello, día a día sigue alimentando nuestro desarrollo cerebral.

 

Referencias

  1. Las Funciones Cerebrales Superiores. Ana L. Fernández Viña Y Paula L. Ferigni,  2008
  2. Damoiseaux JS. Effects of aging on brain structure and connectivity. Neuroimage, 2017, 160: 32-40.
  3. Helena Horder, Lena Johansson, XinXin Guo, Gunnar Grimby, Silke Kern, Svante Ostling and Ingmar Skoog. Midlife cardiovascular fitness and dementia A 44-year longitudinal population study in women.  Neurology, 2018; 90: e1298-e1305.
  4. José Miguel Sánchez-Nieto* Víctor Manuel Mendoza-Núñez. Prevalencia de probable deterioro cognitivo en adultos mayores de una población mexicana utilizando el MMSE y el MoCA.  2021; 32(3):168-171.

 

La entrada Habilidades Neuropsicológicas del Adulto Mayor se publicó primero en Portal del Adulto Mayor.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

8 hábitos saludables que pueden alargar tu vida unos 20 años más

Viejos México

Poesía: Los milagros y la magia

Viejos México

Cúrcuma: Podría ser el ‘omeprazol’ natural, según estudio

Viejos México